Liderazgo y proyección

SANTA ROSA 06 de mayo de 2019 Por
Por Francis Dinatale
1-5
La victoria del domingo 28 de abril reafirma un fuerte liderazgo del intendente Chavero y a la vez promueve una proyección en el futuro político

Quizá se pueda aseverar sin temor a equivocarse por un margen importante, que esta elección se encaró desde el oficialismo con la tranquilidad de un triunfo seguro, y que la motivación primaria a la hora de trabajar la campaña era solamente demostrar que se podía lograr un triunfo contundente.
Demostrar y demostrarse por cuanto se ganaba y si se lograba alcanzar un quinto edil, algo que finalmente se produjo y que fue catalogado como “un hecho histórico” que garantiza y fortalece aún más la gobernabilidad que pretende el Ejecutivo Municipal.
Para explicar esta seguridad es necesario decir que todas las encuestas expresaban esta posibilidad, más allá de sentir internamente que la fortaleza que significaba haber efectuado obras que definitivamente produjeron un fuerte impacto en la ciudadanía podría ser un aspecto que jugaría a favor del oficialismo.
La gestión, claramente estuvo apuntalada por la obra pública, y más allá de todo lo que falta, que no es poco, significó un bastión importante que la ciudadanía valoró y corroboró con este nuevo gesto de apoyo.
Es muy probable que la idea general del chaverismo, cuando se comenzó a desandar la campaña proselitista era ganar por goleada, haciendo una analogía futbolística, obtener un resultado mediante el cual no quedasen dudas de cuál es el equipo más fuerte y mejor consolidado. Tanto es así que el intendente manifestó el día posterior a la elección que si iba más gente a votar se podría haber logrado el sexto concejal… algo que hubiese sido absolutamente demoledor.
Esto no haría más que confirmar la tranquilidad con que se afrontó esta elección.
Ahora se vienen tiempos de desafíos muy grandes, continuar la gestión, cumplir promesas de campaña, apuntar a concretar dos obras trascendentales como la extensión de la red de gas y las cloacas, encarar cuestiones que tienen que ver con el cuidado ambiental y atacar diversos frentes generados por una situación económica nacional angustiante.
Los retos serán superlativos y en el medio, lo que significará, en lo político, ir delineando al próximo referente, el que deberá afrontar en el 2023 la campaña ya sin la figura del actual intendente como candidato.
La contracara de esta victoria contundente sería que se produzca un efecto con una suerte de relajación. Tanto apoyo a veces genera exceso de confianza, por eso se esperará que la ratificación de la gestión actual al frente del municipio sea una presión para el Ejecutivo Municipal, que genere un compromiso mucho mayor, que trascienda la palabra, la dialéctica y se transforme en acciones para el desarrollo de la ciudad.
Políticamente, para Chavero se plantearán nuevos desafíos, que ya vienen dando vueltas por la cabeza del mandatario pero con este caudal de votos recibidos le dan un impulso mayor a la posibilidad de ser candidato a legislador.
El resultado del domingo lo catapultó como candidato natural y quizá esta elección sea definitivamente el punto de partida hacia la carrera por la legislatura.
Este triunfo no solo impulsa una posición política dominante en la ciudad, sino también trasladada intrínsecamente ese dominio al departamento. Se ha marcado una hegemonía importante y esta elección empoderó aún más a la figura de Chavero.

Muy probablemente comienza a delinearse, a tomar forma y avanzar en la carrera hacia la legislatura, horizonte próximo del actual intendente.
Hoy por hoy, Chavero claramente posiciona su figura en el espacio político departamental, es candidato natural, pero de todas maneras, deberá empezar a gestar un trabajo departamental, sin descuidar su rol de intendente pero pensando en que esa futura gestión sea la catapulta definitiva hacia el objetivo de la legislatura.

Diario Tres

Información y fotos de Santa Rosa y Valle de Calamuchita

Boletín de noticias