La casa de los osos

GRAN AGULAR

SANTA ROSA 17/08/2023 Diario Tres Diario Tres
SSSSS

por Valdír Peyceré

De toda la multitud de cosas que nos bombardean en las redes, de vez en cuando hay buenas noticias; bellas imágenes y algunas de ellas acrecientan información de interés y calidad. Una de esas informaciones fue la que tiene por protagonista a un fotógrafo y a una colonia de osos polares.

El fotógrafo se llama Dmitry Kokh, es un  artista ruso que fotografía la naturaleza salvaje y el mundo submarino. Para obtener sus imágenes realiza viajes a diversos parajes remotos de Rusia y de los países que componían la ex – Unión Soviética. El trabajo de Dmitry es impresionante: búfalos, cabras, ballenas, morsas, delfines, orcas, tortugas marinas, focas, jabalíes y, claro; osos pardos y polares; entre muchas otras especies han sido blanco de su cámara. En su última expedición, Dmitry Kokh pretendía encontrar osos polares en la isla Wrangel, famosa por estar habitada por estos osos; pero, cuando hizo un recorrido cerca de la isla de Kolyuchin (donde existió una estación meteorológica rusa entre los años 1934 a 1992)  en el Mar de Chukotka, se dio cuenta con algo de asombro, que había un movimiento en las ventanas de las casas abandonadas de la vieja estación: los habitantes de esas viviendas eran osos polares!. Dmitry no dudó en desembarcar en la isla con su equipo y realizar una serie de magníficas fotos de estos hermosos animales, que parecían felices en ese nuevo hábitat.

 Lo más importante del trabajo de un fotógrafo, son, claro, sus imágenes. Ellas nos devuelven la felicidad de observar a estos animales libres y sanos y salvos del hombre y su permisiva influencia. ¿Por cuánto tiempo?  Obvio que no lo sabemos, pero imaginemos por un momento como en la canción de John Lennon, que un mundo mejor es posible, donde todas las especies vivan en harmonía. Esa isla remota del ártico ruso podría ser un paraíso y un lugar resguardado para estos mamíferos y otras especies. Podría ser. Podríamos comenzar a creer en ese mundo y tal vez el trabajo fotográfico de este artista y aventurero sirva como ese comienzo; esa utopía. Creer no cuesta nada.

 

 flora

Te puede interesar
Lo más visto