La Niña podría extenderse hasta 2023

Nacionales 24 de octubre de 2022 Por Diario Tres
Los modelos aún indican que el fenómeno persistiría varios meses, aunque las variaciones de temperatura muestran una ligera tendencia de cambio.
sequia-campo-argentina-2022

De acuerdo a los modelos de pronóstico actuales, La Niña (que está causando intensas sequías en varias zonas de Argentina, además de otros fenómenos a nivel global como inundaciones en Australia y sequías en Estados Unidos) podría prolongarse hasta el año 2023. De ocurrir, sería el tercer verano consecutivo que estaríamos bajo condiciones de La Niña, algo claramente inusual.

Si bien aún muy difícil sacar conclusiones ya que los registros son demasiado escasos para mostrar con claridad lo que está sucediendo, y lo mas probable es que este período extendido sea algo fortuito, algunos científicos indican que el cambio climático podría favorecer una mayor prevalencia de este tipo de condiciones. "Estamos aumentando las probabilidades de que se produzcan estos eventos triples", afirma Matthew England, oceanógrafo físico de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

De ocurrir este panorama, un mayor número de episodios de La Niña aumentaría la probabilidad de vivir sequías persistentes en la región central de Argentina, agravando los problemas en los cultivos. también aumentaría el riesgo de inundaciones en el sur de Brasil. A nivel mundial, también alteraría el régimen de huracanes, ciclones y monzones en los océanos Pacífico y Atlántico.

Si bien el actual episodio de La Niña está presente desde septiembre de 2020, se intensificó particularmente durante este año, aumentando las condiciones extremas en varias regiones. La sequía en Argentina causa preocupaciones, y a nivel global provocó otros fenómenos extremos como la fuerte ola de frío sobre el océano Pacífico ecuatorial oriental, algo que no se experimentaba en esa época del año desde 1950. "Es bastante impresionante", afirmó England.

 Probabilidad para los próximos meses (OMM)

Michelle L´Heureux, física del Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional de la Atmósfera y el Océano de Estados Unidos (NOAA), un aspecto extraño de este prolongado episodio de La Niña es que, a diferencia de anteriores eventos triples, no ha llegado tras una intensa fase de El Niño, durante la cual tiende a acumularse una importante cantidad de calor oceánico que luego tarda uno o dos años en disiparse. "No dejo de preguntarme qué mecanismo hay detrás", agrega L´Heureux.

Una posible explicación para este potencial cambio de patrón a futuro es el aporte extra de agua fría: England indica que, a medida que el planeta se calienta por el cambio climático y el casquete glaciar de Groenlandia se derrite, se espera que el agua fría y dulce ralentice la corriente oceánica de la Circulación Meridional Atlántica de Retorno (AMOC).

 Predicción del fenómeno para los próximos meses (IRI)

England, en un estudio publicado en Nature Climate Change el pasado 6 de junio, indica que la desaparición de la AMOC dejaría un exceso de calor en el Atlántico Sur tropical, provocando varios cambios de presión atmosférica que acabarían potenciando los vientos alisios del Pacífico, los cuales arrastran el agua caliente hacia el oeste y generan más condiciones similares a las de La Niña.

Finalmente, England indica que estos cambios deberían ser agregados a los modelos de predicción. "Seguimos añadiendo todo tipo de elementos a los modelos, pero hay que incluir los casquetes glaciares", concluye.

    Fuente: https://www.pronosticoextendido.net/

Diario Tres

Información y fotos de Santa Rosa y Valle de Calamuchita

Te puede interesar

Diario Tres

Te puede interesar